jueves, 14 de abril de 2011

Somos el esperpento, oigan.

Somos un esperpento oigan.

Esta mañana me he levantado y no encontraba las gafas, qué asco de visión tengo sin gafas, soy un
miope insoportable. Creo que con mi miopía tiene que ver el hecho de que, desde niño, como era
calmado y más o menos obediente me sentaran en las últimas filas de clase, y a los imbéciles
asilvestrados los sentaban en las primeras filas. En fín, tras una ardua búsqueda las gafas aparecen y me largo a clase.
Una vez llego a clase decido no prestar la más mínima atención al profesor puesto que su asignaturaes un compendio de obviedades mezcladas con términos grandilocuentes y charlatanería que ennada ayudan a los alumnos de psicología para desempeñar ningún trabajo en el futuro, ni siquiera para ligar en plan charlatán, nathing.Total que decido repasar los diarios para enterarme de qué pasa en el mundo.


En primer lugar me sorprende un titular: “La izquierda mantiene su bastión en la complutense con la victoria de Carrillo”.

Me preocupa, y mucho, el hecho de que la universidad y su gestión esté controlada por
“mafias” políticas a cuyos miembros lo que menos les preocupa es la buena marcha de la
universidad y fomentar la cultura.
Un ejemplo muy leve, en la Universidad Autónoma de Madrid todas las plantas estuvieron en su dí
etiquetadas, ahora queda solo algunas y en muy mal estado, yo me divierto nombrando mentalmente
los árboles del campus, es cultura, y en último término es lo que idealmente persigue la universidad.

Ahora bien, ya no quedan cartelitos o están en mal estado, porque lo que importa ya no es la cultura,ni crear profesionales tan siquiera, lo que importa es el ganado. Los estudiantes somos ganado,somos votos, somos carnaza para esos hijos de la gran puta, y me toca los cojones oigan, me toca los cojones una cosa mala. Por mí dejaría la política a la entrada de la universidad, todos tenemos nuestras ideas, y se puede hablar y debatir sobre ellas, pero en temas de gestión..., el hecho de que se permita pastelear con la gestión como una posición estratégica para los partidos de cabrones que hay en España, eso avergüenza. En fín, los rectores ya no son expertos en “gestionar” qué va oigan, son políticos, son expertos en “llegar a ser gestores” luego si gestionan algo aparte de su patrimonio personal, es otra historia.

Otro titular... “Queda libre el histórico etarra del “comando Madrid” Antón Troitiño tras 24 años
entre rejas”.

Joder, lo de “lex durex, sed lex” se ha quedado anticuado y no porque esté escrito en latín precisamente. Resulta que la ley no es dura, y tampoco es la ley, o al menos es una ley acosada por lo politicorrecto, por el buen rollito, por el “tío, que yo maté a veintidos personas, pero de buen rollito”.

No me explico cómo pueden coger a una persona que a segado 22 vidas, 22 VIDAS, veintidos
parejas hundidas en la miseria, o 22 hijos sin un padre o una madre, 22 padres o madres sin sus
hijos, muchísimos amigos que han perdido a un amigo... Arrebatar una vida es algo abobinable per
se, por lo que la pena de muerte para mí no es viable, sin embargo, la cárcel cumple el propósito, así a bote pronto, de proteger a los de fuera de los que están dentro. Y perdonen con todos mis respetos,una persona que ha matado a 22 personas no se reinserta, y yo no me arriesgaría bajo ningún concepto a sacarla de la cárcel. De hecho, co?o, si están tan seguros de que no va a pasar ni plin porque este señor salga, que el que lo ha soltado firme un papelito donde diga “yo suelto a este tío, y si hace algo malo, aunque sea violar a una niña que total, es un delito menor a estas alturas, me meten a mí a la cárcel de por vida”. No quiero ni pensar qué motivos han dado lugar a la liberta de ese hijo de puta, espero que al menos no sean políticos.

Ya para finalizar y colmar nuestra alma de indignación: “El PP denuncia a las televisiones por
informar de los candidatos imputados por corrupción”.

Claro, este es el contrapeso al hecho de que los políticos (me da igual de qué partido) vayan pregonando que “van a acabar a con la corrupcion” (su conducta verbal). Es el contrapeso porque claro, frente a esa conducta verbal da risa ver la conducta manifiesta que mantienen los partidos,meter en sus listas a autores de diversas corruptelas..., tócate los cojones mari trini.

Estoy ya quemado de tanto imbécil, de tanto cabrón, de tanto farsante y de tanto hijo de la gran puta pardiez, un día cojo la escopeta y me subo a un campanario, ya verás que parva de cadáveres dejo en la plaza de la iglesia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada